Peugeot Onyx

 
La carrocería sigue una línea baja y afilada, con muchos detalles angulosos que le dan una apariencia muy dinámica. Algunos de los paneles exteriores de la misma son de cobre puro, pulidos y modelados a mano, como curiosidad, Peugeot dice que no necesitarán ser protegidos y que eso es lo que quieren, que los paneles de cobre se cubran de la pátina que cubre el cobre con el tiempo.
 
 
Otros de los paneles de este coche son de fibra de carbono pintados en negro mate. En la parte frontal del coche destacan unos faros que son completamente de diodos y realmente pequenos porque se han reducido todo lo posible sin que dejasen de ser funcionales.
 
 
El chasis del Peugeot Onyx está hecho de 12 piezas de carbono que forman un bloque compacto y rígido que lleva integrados los subchasis delantero y trasero.